No todo lo que brilla es oro

Hace mucho que no escribía por aquí. Llevo varios meses con un ritmo de vida más ajetreado del que me gustaría y he tenido que priorizar mis actividades. Pero llevo ya un tiempo con un tema en mi cabeza que da para mucho más de los 400 caracteres que me permite Instagram, por lo que decidí desempolvar el blog.

Es increíble y fascinante a la vez, ver como ha crecido el interés sobre la “sustentabilidad a nivel domiciliario*” en Chile en el último periodo. Cuando comencé con Nomedalomismo, hace poco más de 2 años, aún era un tema que no se hablaba de manera tan masiva y que se veía reservado para grupos bien segmentados, ligados a la academia, a políticas públicas o a  personas que, en su búsqueda de vivir mejor, se fueron agrupando en comunidades o colectivos. Hoy, la sustentabilidad y específicamente el tema de la no basura, es algo de lo que podemos leer en RRSS, diarios, revistas, escuchar en la radio y hasta ver por televisión, lo cuál ha acercado esta forma de vida a muchísimas personas que ni siquiera lo habrían imaginado como una alternativa. Continue reading “No todo lo que brilla es oro”

Anuncios

Sobre el caso “Reciclaje”: Parte I

Advertencia: Este texto es LARGO. Intente resumirlo lo más posible, pero frente a tantas inquietudes, creo que es importante hacerlo detallado.

CONTEXTO

Hace algunos días, subí a mis RR.SS un video denunciando una falta grave desde una empresa de gestión de desechos (Triciclos) hacia los usuarios, el cual causó gran conmoción. En el video (el cual no compartiré nuevamente, ya que genero una ola de violencia mayor a la esperada) yo les contaba sobre una terrible noticia que había recibido en uno de los puntos limpios de la empresa: los plásticos N5 (Polipropileno) no estaban siendo reciclados, sino que desechados. Información que me había entregado uno de los funcionarios del lugar. Frente a esta noticia y tras hacer un par de averiguaciones internas y no encontrar respuestas concretas, decidí subir el video a mis Stories de Instagram (que luego compartí por Facebook, pero que actualmente no está disponible) contando lo sucedido y pidiendo respuestas por parte de la empresa.

No pasó mucho rato y el tema explotó. Muchos comentarios en Facebook aludiendo a la desesperanza, muchas inquietudes y mucha desconfianza en los procesos, se hacían evidentes. En Instagram el tema fue más bien interno, ya que los mensajes de desesperanza me llegaron solo a mi. Por su parte, a través de Twitter, se comentaba sobre la gran labor de la empresa, mas a esas alturas, más que palabras necesitaba(mos) hechos, ver para creer

Paralelamente a todo lo publico, me contacté directamente con la empresa vía correo electrónico, contando lo sucedido y pidiendo las explicaciones del caso. La respuesta fue muy poco concreta en una primera instancia, lo cual no me dejó para nada resueltas mis inquietudes, por lo que seguí insistiendo.

Y mientras esto ocurría, Triciclos elevó un comunicado oficial en RR.SS., “aclarando la situación”, mas la respuesta no fue suficiente para calmar las aguas.

Sin embargo, al cabo de unas horas, todo comenzaba a tomar un mejor rumbo. Fui contactada por Rodolfo Poblete, Gerente comercial de Triciclos, e invitada a sus oficinas a una reunión para conversar sobre la situación y poder escuchar y aclarar este tema.

RESPUESTAS

La reunión se concretó para el día Viernes 5 de enero, a la cuál fui acompañada por Carola Moya, directora de Adc Circular, en vista de la gran relevancia que ellas vieron en este tema. La conversación fue junto a Rodolfo y Alvaro (Alvaro Mujica, Gerente de operaciones de Triciclos), en la cual nos contaron un poco más sobre la empresa, sus motivaciones y nos aclararon ciertos mitos en torno al reciclaje. Además nosotras tuvimos la oportunidad de plantear nuestras inquietudes y desconfianzas en torno al proceso, pero también de proponer mejoras.

Respondiendo mitos

La denuncia: El pp no se recicla (a través de Triciclos).

La respuesta: Todo el pp (5) que se recibe en Triciclos es reciclado, proceso del cuál se encargan las empresas Comberplast y Greenplast. Lo ocurrido fue un mal entendido, por información errónea entregada por el funcionario (el cual aún conserva su trabajo, por si las dudas). Triciclos asumió su responsabilidad en relación a que deben mejorar la capacitación de sus funcionarios y procurar asegurarse de que la información que se les entrega, sea la misma que ellas/os entiendan.

Pero, qué fue lo que generó finalmente el mal entendido? Resulta que actualmente nuestra legislación NO OBLIGA a las empresas a incluir en su etiquetado la nomenclatura correspondiente al tipo de material del cual están fabricados sus envases. Mas bien se los sugiere. Y como si fuera poco, al no ser obligatorio, no existe una fiscalización respecto a que si lo incorporan, sea información verdadera :|…

Este detalle tiene como consecuencia el que lleguen muchos desechos incorrectos a los contenedores, ya que muchas veces nosotros como usuarios asumimos que ciertos materiales, al no estar marcados, son de tal o cual tipo por repetición (por que vimos otro similar que estaba marcado y creemos que todos son lo mismo) o derechamente por que estaba marcado con un numero que no correspondía.

Para que los materiales que se distribuyen a las distintas empresas de reciclaje, puedan ser EFECTIVAMENTE reciclados, estos materiales indeseados no pueden formar parte de los “fardos” (formato en el que se envían), por lo que deben ser retirados manualmente por los encargados para reubicarlos en el contenedor adecuado o derechamente eliminarlos por no corresponder a ni uno de los materiales que la empresa recibe.

Entonces, cuando Don Hugo (sí, está identificado y, según me comentaron, se conversó directamente con el sobre el tema para aclararlo) me dijo -póngalo ahí nomas, si total eso se va a la basura- lo que intentó decir fue, que si no era correcto se iría a la basura. Pero, al verse enfrentado a mis mil preguntas cuando me dijo eso, la información se fue tergiversando olímpicamente…

Y aquí es donde se derriba el mito N1: “El reciclaje al final se va a la basura”. No es que TODO SIEMPRE se vaya a la basura, es aquello que no corresponde por lo anterior mencionado lo que debe ser descartado, porque no tiene un proceso asociado disponible, lo cuál ocurre en un porcentaje muy bajo (0,1%) y que para la empresa implica un gasto asociado, por lo que se pone énfasis en que no ocurra.

*

Además, conversamos sobre otros temas que nos generaban dudas, como por ejemplo, ¿Qué pasa con los plásticos N6 y 7 (PS/ Poliestireno* y otros plásticos** respectivamente), los cuales aún tienen contenedores abiertos en algunos de sus puntos limpios?

Esta inquietud nace debido a que hace algunos meses, frente a un anterior rumor sobre el efectivo reciclaje de alguno de sus materiales (otros plásticos en este caso), escribí a la empresa preguntando por ellos y se me respondió que efectivamente dejarían de recibirlos, ya que la empresa que les compraba estos materiales ya no lo haría más. Sin embargo, esa fue información que recibí en Agosto del año pasado y a la fecha aún están abiertas estas bocas para que los usuarios depositemos nuestros desechos de este tipo…

La respuesta frente a esto fue que hay ciertos productos, de este material, que si se siguen reciclando, como las bolsas de comida para mascota y que el resto de esos materiales se están almacenando mientras se buscan alternativas frente a la falta de industria que los maneje. Raro nos parecía esto del bodegaje, más nos explicaron que la cantidad de residuos de este tipo, también conocido como multicapa, que llega a los puntos limpios, es tan baja, que no es de gran impacto el almacenarlos. También nos explicaron que, debido a esto mismo del almacenaje, muchas veces los operarios ven que los fardos pasan mucho tiempo en los centros de acopio y comienzan a asumir que estos no llegan a ser procesados, lo cuál muchas veces es la razón de que nos comenten que estos materiales no se reciclan efectivamente.

Este caso se replica con el PS (6), del tipo rígido (envases de alimentos, vajilla desechable como vasos, platos y cubiertos, entre otros), no expandido. Se recibe, pero no existe industria para ellos. Y nuevamente el argumento es que se está trabajando en innovación para poder gestionarlos.

Sin embargo, con Carola apelamos a que el seguir recibiéndolos, entrega un mensaje a los usuarios de “sí, se recicla, lo estás haciendo bien!”, lo cuál no permite, o mejor dicho, dificulta que los consumidores tomemos consciencia frente a estos materiales que debieran ser de nuestros N1 en rechazar, en vista de esta falta de capacidades instaladas para su manejo.

*

La reunión fue extensa. Duró cerca de dos horas y la gran conclusión que nos llevamos, es que, como todo en el mercado, la industria del reciclaje se desarrolla según el valor que se le da a los residuos para ser reincorporados como materias primas. Existirán alternativas de reciclaje, mientras exista un mercado que pueda utilizar el resultado de esa industria para producción de nuevos productos. Cuando lo obtenido de estos procesos vale poco o nada, no se destinan ni esfuerzos ni recursos en reincorporarlos.

Es en vista de esa realidad, que hoy en nuestro país contamos con pocas alternativas, pero la realidad mundial no es demasiado diferente, ya que en países mas desarrollados, en los cuales se “recicla más”, usualmente se recurre a la incineración para captación de energía, lo cual esta muy en duda por estos días, en vista del gran impacto ambiental que generan estos procesos a razón de la emanación de gases tóxicos.

Paralelamente existe la gran problemática que nace con las decisiones de los propios productores en relación a los materiales que escogen para sus productos, los cuales en la mayoría de los casos se rige por un factor económico (buscar la alternativa mas barata que cumpla con los requerimientos) y no necesariamente se alinea con la realidad industrial del país para hacerse cargo de esos residuos. Es decir, las empresas siguen sacando al mercado productos que no tienen capacidades instaladas para su manejo. Esperemos que la ley REP logre dar un giro a este panorama.

Finalmente, frente a todas estas controversias, existe solo una solución 100% efectiva, y es que NOSOTROS COMO CONSUMIDORES comencemos a hacernos cargo de nuestras decisiones, nos informemos, nos cuestionemos y nos interesemos por lo que sucede con nuestros desechos y dejemos de creer que dejando nuestros residuos en un contenedor todo estará bien. Dejemos de, cito a Carola, sacarnos el karma dejando nuestros desechos en un punto limpio, y comencemos a tomar acciones concretas, cambiando nuestros hábitos, entendiendo que no por nada RECICLAR es el último eslabón de la cadena.

Cuando hablamos de reciclar, seguimos pensando en desechable. En ese consumo de productos de un solo uso, que nos permiten llevar una vida más cómoda, más rápida. Es ESTE pensamiento, son ESTOS hábitos, los que debemos cambiar si queremos de verdad solucionar la problemática de la basura en el planeta. Reciclar, de la forma que hoy lo vemos,  no es más que una alternativa para seguir permitiéndonos una vida de malas prácticas.

Y ya para terminar, les cuento que, a raíz de esta controversia, fui invitada a conocer las instalaciones y procesos de la empresa Comberplast, visita que se materializó el pasado Viernes 12 de Enero y de la cual les hablaré en una segunda parte de este tema, para no extenderme más y para dejar espacio a sus reflexiones y comentarios.

***

* PS: Poliestireno. Es un polímero termoplástico que se presenta en distintos formatos y se utiliza principalmente en vajilla y empaques desechables, como aislante térmico o de protección para embalajes. Su formato “expandido” es el que se conoce popularmente como plumavit o aislapol, pero también se presenta en un formato transparente, rígido y quebradizo, utilizado generalmente para embalajes de productos alimenticios, cubiertos, vasos y vajilla desechable. 

** Otros plásticos (7): multicapa. Este material se utiliza en envases que cuentan con más de un tipo de plástico en su elaboración. Dentro de esta familia de productos se encuentran, envases de comida para perros, envases de productos lácteos, envases de alimentos congelados, envases doy pack (salsa, jugo, etc.) y su principal característica es que es muy complejo romperlos con la mano pero, si esto se logra, se podrán diferenciar dos o más capas de plásticos en su interior. 

Navidad, dulce navidad (?)

Sí, soy algo muy cercano al Grinch…No tengo muy claro en que momento de la vida dejó de gustarme esta festividad. De seguro fue cuando el “viejo pascuero” dejó de pasar y me encontré con la realidad. Esa que llega como una gran ola de consumismo frenético, estrés pre-festiva e imposiciones sociales absurdas. Continue reading “Navidad, dulce navidad (?)”

Mi kit “zero waste”

Como ya les he comentado en muuuchas ocasiones, lo principal para llevar un estilo de vida Zero waste (basura cero), o al menos casi cero, es la O R G A N I Z A C I Ó N. Estar preparadas/os y anteponernos a las situaciones de “riesgo”, son la clave para poder evitar la basura en todo momento. Es por eso que, a lo largo del tiempo, he ido armando mi “Kit zero waste”, que es simplemente un conjunto de cosas que me permiten evitar los desechables* dentro y fuera de mi casa (con énfasis en fuera de la casa). Continue reading “Mi kit “zero waste””

La guerra contra el plástico

Mañana comienza Julio y con él llega la campaña-desafío internacional “Plastic Free July” (Julio sin plástico), la cual tiene como objetivo que, durante el mes, puedas rechazar por un día, una semana o durante todo el mes el uso de plástico, siendo un excelente punto de partida para quienes quieren comenzar un estilo de vida mas respetuoso con nuestro planeta ♥. Es ademas un excelente momento para crear consciencia sobre este tema, por lo cual las rrss se llenan de ideas, tips y soluciones para poder llevar a cabo el desafío, utilizando el hashtag #plasticfreejuly y claramente nosotros nos sumamos 😀 Continue reading “La guerra contra el plástico”

Cocinar desde cero, un gran paso al “zero waste”

Creo que ya lo he dicho en otras ocasiones, pero la cocina nunca fue mi fuerte. En el pasado, preparar algo que tomara mas de 30 minutos era un suplicio y la verdad nunca lo hice con demasiado amor, por lo que usualmente mis comensales no quedaban del todo contentos jajajaja. Continue reading “Cocinar desde cero, un gran paso al “zero waste””

Desafío Choco-Pascua

El Domingo recién pasado se celebró en el mundo el día de Pascua de Resurrección. En la casa no somos Católicos (ni de ni una otra religión), pero si celebramos, con mucha ilusión, la llegada del conejo de Pascua y esperamos ansiosos su cargamento de chocolate ♥

Hasta este año siempre fue un ritual bastante simple de planear: Se compraban los huevos de chocolate en el supermercado, se mantenían ocultos de los ojos curiosos de la Pascu y la noche anterior a Pascua, después de asegurarnos de que la pequeña estuviera bien dormida, los escondíamos por toda la casa, acompañados de alguna pista o alguna travesura que dejaría en evidencia de que el conejo ya había pasado por acá 🙂

Pero este año fue todo bien distinto, porque después de vivir un año completo evitando al máximo la basura, comprar los huevos que nos ofrece el mercado, en una caja de plástico y envueltos individualmente en papelitos de aluminio, ya no parecía tan buena idea, había que buscar una alternativa… Continue reading “Desafío Choco-Pascua”

Algunos consejos para comenzar

Para muchas personas las frase “vivir sin basura” suena a algo imposible, solo alcanzable si eres un hippie asumido y vives en alguna zona rural, alejada de la civilización…

Para muchos otros, en cambio, es un estilo de vida que está tomando fuerza en pleno siglo XXI y justamente dentro de las principales urbes del mundo Continue reading “Algunos consejos para comenzar”